¿CONSENSO BIPARTIDISTA DESDE EEUU SOBRE EL SALVADOR?

Publicado por Exclusiva Digital, El Salvador, Centro América

Por Dr. Napoleón Campos, experto en Temas Internacionales.

NOV 2, 2020

La respuesta a nuestra interrogante que titula estas reflexiones es afirmativa. Pero no basta con contestar un sí. Las pulsantes semanas previas tanto en EEUU como en nuestro país demandan escribir estas líneas, pues marcan esperanzadoramente el futuro inmediato de El Salvador.

La carta enviada por 12 congresistas del Partido Demócrata al presidente Nayib Bukele -entre ellos Eliot Engel, quien preside la comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes; Nita Lowey y Patrick Leahy, del comité de Apropiaciones; y Albio Sires del subcomité de Asuntos para el Hemisferio Occidental- marcó una contrarreloj que no imaginábamos ese 10/09/2020.

Los políticos demócratas expresaron su preocupación por el deterioro constitucional e institucional perpetrado por Nayib Bukele desde el 09/02/2020 cuando se tomó militar y policialmente la Asamblea Legislativa. Igualmente, le reclamaron a Bukele por sus ataques directos contra la prensa, en particular contra la prensa independiente y de investigación.

Bukele se mofó de la carta. Buscó minimizar y descalificar su importancia. Bukele no imaginaba que recibiría una segunda carta dos semanas después, sólo que los remitentes fueron seis congresistas del Partido Republicano del presidente Donald Trump. Estos congresistas -entre ellos el más influyente latino republicano, Díaz-Balart de la Florida- le reprocharon a Bukele su “alejamiento lento pero seguro del Estado de Derecho y las normas de la democracia”.

Bukele no cambió el libreto y hasta ninguneó y ridiculizó a los políticos estadounidenses. Incluso, violando el Art. 4 del Convenio de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, improvisó para equivocarse una vez más en Política Exterior y juramentó a una embajadora ante EEUU, sin contar antes con el asentimiento del país receptor de su juramentada quien, de paso, ni por cerca cumple con los criterios de formación académica y profesional propias para un puesto de tal importancia.

Cuando no se esperaban más sorpresas, el equipo asesor del candidato demócrata, Joe Biden, movió pieza en el tablero al hacer público (26/10/2020) el plan para Centroamérica el cual, de ganar la Casa Blanca, tendrá como centro la lucha contra la corrupción más inversiones público-privadas en torno a los US$ 4 mil millones entre 2021-2025. Sin opciones, el Gobierno Trump respondió sancionando al día siguiente a dos políticos guatemaltecos -un diputado y una exdiputada (cuya hija es titular en el PARLACEN)- a quienes calificó como “corruptos” y acusó de “socavar el Estado de Derecho en Guatemala”. El 30/10/2020, remataría el Gobierno Trump este giro en El Salvador, por medio de su Honorable Embajador, Ronald Johnson, quien en conferencia de prensa afirmó: “La amistad de EEUU depende del respeto a la democracia…insistimos en el respeto a las diferentes ramas del gobierno y la separación de los poderes, pues son pilares que sostienen la democracia”.

Así nos encuentran las elecciones del 3 de noviembre: con un trascendental consenso bipartidista hacia El Salvador. Gane quien gane la Casa Blanca no me queda duda de que en el combate contra los corruptos de ayer y hoy nuestro país tendrá un firme aliado para los próximos años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *